965 54 24 22 serteco@asesoriaserteco.es
Serteco Economistas Te Asesora En Alquiler De Inmuebles En Booking, Airbnb, HomeAway

Todo lo que debes saber sobre la tributación de alquiler de inmuebles vacacionales

Gracias al avance que ha sufrido internet en los últimos años, el alquiler vacacional se ha visto incrementado por la aparición de plataformas que facilitan el contacto entre propietario y arrendatario. Estas plataformas hacen que el proceso de búsqueda para un posible inquilino sea muy sencillo y rápido. Y es que simplifica en gran medida el proceso de alquilar tu hogar.

Aunque a priori todo puede parecer fácil, sencillo y sin problemas, pero no hemos de olvidar la parte tributaria de la transacción. En el último ejercicio de 2017, la Agencia Tributaria envió 136.000 avisos advirtiendo de que las rentas derivadas de estos alquileres deben ser incluidas en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Efectivamente, en este tipo de actividades, el anfitrión del alquiler vacacional debe declarar y, obviamente, pagar los impuestos correspondientes. En cualquiera de las plataformas actuales; Booking, Airbnb, HomeAway, Windu etc. el anfitrión del alquiler es el propietario, el administrador o el ocupante de la vivienda, es decir, quién publica y administra el anuncio a través de cualquiera de las anteriores plataformas.

Se consideran ingresos para el anfitrión propietario, todas las percepciones recibidas del huésped. Los impuestos se imputan a quién está en posesión de la titularidad del inmueble y no a quien se envía o paga la liquidación.

¿Cómo tributa el anfitrión propietario por sus rendimientos?

En general, se consideran gastos deducibles los que sean necesario para la obtención de las rentas de alquiler. En concreto podrían deducirse, entre otros: la comisión que la empresa en cuestión cobra por utilizar la plataforma online, los gastos de limpieza o lavandería de sábanas y toallas usadas por el huésped o las reparaciones por sustitución de elementos rotos por el huésped.

El anfitrión deberá incluir en la declaración del IRPF las rentas procedentes de este servicio, con la posibilidad de descontar todos los gastos soportados, que cumplan los requisitos establecidos en la Ley de IRPF.

Es importante subrayar el hecho de que los ingresos por alquiler por días o temporada no podrán gozar de la reducción del 60% del rendimiento neto que establece la legislación. La Dirección General de Tributos entiende que el alquiler por días o temporada no satisface la necesidad permanente de residencia y, por lo tanto, no sería de aplicación la citada reducción.

Rendimientos sujetos a IVA

La sujeción de estas operaciones a este impuesto depende en gran medida de los servicios complementarios que el anfitrión preste. Si simplemente se limita a presar un servicio de hospedaje con una adecuación y limpieza simple de la vivienda, no debe cobrar IVA en las transacciones de alquiler de instancias.

Sin embargo, cuando se prestan otros servicios, por ejemplo, acompañamiento, guía, servicios de comida, custodia de maletas, limpieza periódica del inmueble, etc, podemos estar obligados a ingresar el IVA del servicio total. Plataformas como Airbnb aseguran, que en este aspecto es imprescindible consultar con una asesoría fiscal de confianza, puesto que los casos sujetos al rendimiento del IVA dependen de los servicios ofertados por el anfitrión propietario.

Por las diferentes situaciones que se pueden dar en este aspecto, es importante tener en cuenta que Hacienda tiene puesto el foco en estas plataformas. Desde Serteco Economistas, te recomendamos que te pongas en manos de profesionales en la materia antes de realizar ningún cambio.  En el caso de llevar ya unos años realizando esta actividad debes tener presente que Hacienda puede reclamarte datos de años pasados para ver qué movimientos has realizado en esa vivienda y asegurarse de que has tributado los impuestos oportunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *